Alexis janneth piedrahita

Somos el aliento del debil. El regocijo del afligido. La mano q ayuda a lenvantar al desvalido. Gracias Dios por esta hermosa vocacion