Blanca Nidia Mesa Rivera

Solo nos queda seguir en la lucha día tras día hasta lograr la meta.
Dios está siempre con nosotros.