Jacqueline Gil Gómez

Mil gracias por dar todo su amor y cuidados a las personas enfermas, arriesgar su vida de esta forma es de valiente. Un abrazo y toda mi admiración. Dios los cuide y los bendiga.