Jorge Roa

Muchas gracias porque sin ustedes sencillamente el virus le hubiese ganado la guerra a la humanidad y en cambio ahora podremos contarle a nuestros nietos que gracias a nuestro amado personal médico la humanidad sigue viva