MARIA EUGENIA VILLEGAS BEDOYA

Aunque tengamos días en los que nos sintamos desfallecer, el amor a nuestra profesión nos reconforta y nos llena de ánimo. Que todo lo que hagamos sea por amor.