Yorle Maldonado Carreño

Gracias por darnos, cuidarnos, por ser esos guerreros que día a día arriesgan no solo si vida, sino la de su familia por velar por nuestra salud y la de todas las personas que requieren una atención en salud, solo me resta decirles GRACIAS, GRACIAS MIL GRACIAS Y PEDIR A DIOS POR UDS Y BENDECIRLOS.
SOY ORGULLOSA DE TENER UNA HIJA ENFERMERA JEFE QUE TRABAJA EN PRIMERA LÍNEA DE LUCHA CONTRA COVID, AUNQUE YA PADECIÓ ESTA ENFERMEDAD SIGUE EN LA LUCHA.
MIL GRACIAS A TODOS